Unibagué vislumbra unos Juegos Nacionales distintos

taller
Francisco Gazia, compartió conocimiento y experiencias en el Auditorio central.

El programa de Arquitectura de la Universidad de Ibagué, desde el Taller Vertical, desarrolla una estrategia pedagógica que reúne a estudiantes de todos los semestres en pro de un objetivo común: reflexionar en torno al tema Los escenarios deportivos, una puesta en valor para el desarrollo de las ciudades contemporáneas, caso Ibagué. 

 Luego de los fatídicos resultados de 2015, cuando el país vio el detrimento del presupuesto destinado para la construcción de nuevos escenarios deportivos para el certamen, a manos de la Administración local del momento, la indignación colectiva se ha tomado los distintos gremios de la Capital Musical, que exigen justicia, pero, también, la oportunidad de reivindicarse con la Nación.

El Gobernador del Tolima y el Alcalde de Ibagué, representando ese sentimiento de la ciudadanía, postularon al departamento ante el Gobierno nacional, para ser tenido en cuenta como sede en 2023.

 El Programa no es la excepción frente a ese ímpetu y con toda la rigurosidad académica, investiga, reflexiona y propone desde su ciencia. “Es muy probable que en 2023 el departamento tenga de nuevo la oportunidad de ser sede de los Juegos Nacionales. Se está hablando de Melgar, Espinal e Ibagué como ciudades anfitrionas y es tarea de la academia formar a los futuros arquitectos para afrontar la proyección urbanística que tiene la ciudad y no repetir malas experiencias”, comentó Henry Mauricio Mogollón, director del Programa.

 Lo que está vez sí se tendría en cuenta

 A la fecha, Colombia goza de ser pionero en la elaboración de una guía nacional arquitectónica para la construcción de escenarios deportivos, Manual de Escenarios Deportivos, la herramienta para construir deporte en Colombia (med, 2018). Es decir, que lo que antes era una responsabilidad ética hoy es una norma establecida.

Ser sede de los Juegos Nacionales es una oportunidad de desarrollo urbanístico formidable. En 1970 los juegos celebrados en la Capital Musical conllevaron a la construcción de escenarios deportivos y todo lo implícito a su levantamiento: vías de acceso, hospitales y villas deportivas que se convirtieron en viviendas que circundan las llamadas Piscinas Olímpicas, la extensión de las avenidas Guabinal y Ambalá y el inicio de la carrera Primera.

Las probabilidades de ser sede de nuevo son altas, de ahí la importancia de contar con arquitectos con formación apta para asumir lo que podría ser el reto más importante para la ciudad en la próxima década.

Unibagué no ha escatimado esfuerzos en esta iniciativa; por ello, los estudiantes de Arquitectura de esta alma máter cuentan con asesores locales y nacionales.

Ellos son:

  • Francisco Gazia, arquitecto especialista en proyección urbana, coordinador de infraestructura Juegos Mundiales 2013 Cali y Supervisor de Coldeportes de los Juegos Nacionales en la sede Cauca.
  • Álvaro Acosta, director de la Escuela Nacional del Deporte de Cali 1976 - 1978, jefe coordinador de deportes del Club Campestre 1983 - 1999 y actual miembro del Instituto Departamental de Deportes del Tolima.
  • Juan Carlos Plazas, entrenador de voleibol nivel 3, certificado por la Federación Nacional, instructor Unibagué, quien aportó la visión de los deportistas.

Desde ya Ibagué se prepara para contar una nueva historia en lo que a construcción de escenarios deportivos se refiere y, como reza el adagio popular, demostrar que los buenos somos más.

 Ver video.